social twitter box blue 48
social youtube box white 48
social rss box orange 48
social facebook box blue 48

ONUSIDA se reúne con representantes regionales de la sociedad civil en el marco del VI Foro Latinoamericano y del Caribe sobre VIH, SIDA e ITS

Sociedad Civil
El día de ayer 29 de agosto en el marco del VIH Foro Latinoamericano y del Caribe sobre ITS/VIH y Sida representantes de la sociedad civil se han reunido con Luiz Loures, Director de la Oficina Executiva de ONUSIDA.  También estuvieron presentes  Mariangela Simao, Directora de Derechos Humanos, Género y Movilización Comunitaria de ONUSIDA y César A. Núñez, Director Regional de ONUSIDA para América Latina. Entre los miembros de la sociedad civil, estuvieron presentes los representantes de redes de jóvenes y personas que viven con VIH.

En el encuentro se ha puesto la atención sobre la importancia de la movilización social para alcanzar el fin del sida. América Latina tiene una experiencia de movilización social y legitimidad de los movimientos. Se ha evidenciado que, donde la sociedad civil y las organizaciones comunitarias han tenido un rol protagónico, las estrategias en el marco de la respuesta al VIH han sido exitosas.

Sin embargo, se ha hecho hincapié que en la región es necesario todavía fortalecer el liderazgo de la sociedad civil como agente de cambio, para que impulse, diseñe y monitoree estrategias y programas en el marco de la respuesta al VIH.

Los lideres regionales han discutido cuales son los retos que la participación de la sociedad civil enfrenta en este nuevo contexto económico y político que está viviendo la región, caracterizado por nuevos acontecimientos políticos, una reducción de fondos internacionales y un cambio en las políticas financieras del Fondo Mundial. En este nuevo panorama, hay que identificar mecanismos innovadores e nuevas fuentes de financiación, que no sean las tradicionales. “Se necesita una nueva manera de pensar y nueva fuerza de la sociedad civil” ha expresado Luiz Loures.

Lo primero que se requiere es coordinación y articulación entre los movimientos e instancias de la sociedad civil, con el objetivo de mover adelante una agenda común que pero tenga en cuenta las necesidades específicas de cada población. Esta agenda tiene que apuntar a posicionar el VIH dentro del tema más amplio del desarrollo, fortaleciendo alianzas estratégicas con otros socios afuera de los tradicionales en la respuesta al VIH. Por ejemplo, se ha mencionado la importancia de fortalecer la alianza con la CEPAL, que está liderando en la región un nuevo enfoque hacia la ayuda internacional, basado en las brechas estructurales en lugar que la renta media como ha sido hasta ahora la tendencia. A la par, es fundamental impulsar el liderazgo y apropiación de la respuesta de parte de los gobiernos a los niveles más altos.

Preocupa que, a pesar de que América Latina destaca por la alta cobertura de antirretrovirales, varios países de la región experimentaron desabastecimientos de ARV en el último año. En este sentido se ha remarcado la importancia de mejorar la capacidad de gestión y que el uso de los recursos sea más eficiente y estratégico, para conseguir más impacto en las intervenciones.

Por otro lado, se ha enfatizado la necesidad de fortalecer la participación en los mecanismos de gobernanza regionales, como el Mercosur, el Alba y Sica, para un reposicionamiento del VIH desde una perspectiva del desarrollo integral.

ONUSIDA ha expresado su colaboración para contribuir con estrategias de abogacía en la creación y fortalecimiento de alianzas claves y brindar el apoyo técnico para orientar hacia el uso apropiado y enfocado de los recursos segun el nuevo pensamiento estratégico del marco de inversión en la respuesta al VIH.